Una oportunidad para la moda local en medio de la crisis de Colombia

Hoy Colombia se enfrenta a uno de los momentos más difíciles en materia económica, social y política en los últimos 10 años. Por lo que ha obligado a muchas empresas (incluyendo la industria textil) a cambiar su forma de llegar al mercado, fortaleciendo su pensamiento de innovación y capacidad de adaptabilidad.

Casamara hoy quiere poner la iniciativa de sacarle ventaja a las situaciones difíciles, respetando la moda consiente y sostenible. En Colombia existen numerosas empresas que se dedican al diseño, fabricación y comercialización de textiles y moda, cubriendo no solo el mercado local, sino generando empleo en otros países, exportando e importando su producto.

El gobierno firma el 16 de abril del presente año un arancel a las prendas de vestir, que tiene como objetivo establecer un impuesto del 40% a las importaciones de confección por valor igual o inferior a 10 dólares, por kilo, para las importaciones con valor superior a los 15 dólares recomiendan un arancel mixto del 15%, adicional 1,5 dólares por cada kilo, excluyendo así a países ya firmados en el tratado de libre comercio. Ajuste que en gran medida ayuda a empresas locales, dando mayor visibilidad y capacidad de venta a precios rentables, y no compitiendo con costos inalcanzables como lo son las prendas y textiles traídos de China, India, entre otros.

Sin embargo, afecta directamente las empresas importadoras de prendas y textiles, pues al incrementar dichos aranceles hacen que la prenda o materia prima se encarezca. Adicional a ello la industria se enfrenta a la escasez de materia prima, debido a la crisis sanitaria que se vive mundialmente conocida como COVID 19.

Pero es importante no dejarse llevar por todas estas adversidades, ya que precisamente se puede sacar provecho de esto y generar oportunidades únicas en la industria. Casamara se destaca por su conciencia ambiental y moda sostenible, por lo que desde nuestra experiencia queremos incentivar a todas las personas a innovar y hacer parte del cambio en forma positiva.

Evaluando la situación actual, el mercado digital es un punto crítico en la evolución y adaptabilidad de las empresas y personas a una nueva realidad. La industria textil se ha caracterizado por el alcance que tiene en el mercado, ya que la sociedad está en constante cambio al igual que la moda. La pregunta base es ¿Cómo llegar al mercado cuando las personas no pueden salir de sus casas?. Precisamente la respuesta se encuentra en la importancia que tú le des a las redes sociales y tiendas digitales, ya que en el tiempo de pandemia se ha incrementado de forma exponencial la interacción en redes y compras electrónicas.

Como ejemplo te traemos nuestra tienda virtual de marcas de moda local Casarama, donde nos enfocamos en llevar nuestra moda sostenible a todos los rincones de Colombia, apoyándonos en nuestra página oficial y publicación en redes sociales. Porque nosotros no paramos, queremos que la sociedad vea la importancia de proteger el medio ambiente sin cambiar su estilo de vida, facilitando la compra de ropa y accesorios por cualquiera de nuestras redes. De esta manera ayudamos al planeta y a nuestro país con la producción de nuevos empleos.

Sabemos que debido a los ajustes gubernamentales durante una pandemia global, las personas salen a las calles a hacer valer sus derechos, pues se están enfrentando a uno de los momentos más difíciles.Casarama se une al movimiento de innumerables marcas y diseñadores como apoyo a la sociedad colombiana, siempre con el valor de la empatía y respeto por la vida.

Por: Catalina Fiallo

Write a comment
Ir arriba